¿Que hacer en Punta Cana?

La meca de los resorts todo incluido está ubicada en República Dominicana, donde su costa de arenas blancas y mar turquesa se extiende por más de 50 kilómetros, regalando a sus visitantes uno de los mejores lugares donde disfrutar del sol y de suaves olas.

 

Punta Cana, playas de ensueño bajo el sol dominicano

La franja costera de Punta Cana está dividida en numerosas playas, entre las que destacan Bávaro, Punta Cana, Cabeza de Toro, Macao y El Cortecito, entre otras. Es en esta zona donde a orillas de mar se ven a los huéspedes de las decenas de hoteles, con esas pulseras de colores en la muñeca, tan típicas del sistema todo incluido.

 

 

¿Qué hacer en Punta Cana?

Punta Cana es el lugar ideal si buscas descanso y diversión junto al mar Caribe. Acá las playas son espectaculares para hacer algunas actividades acuáticas, como kayaks, motos de agua y botes a vela. Además encontrarás algunos arrecifes de coral, así que prepara tu esnórquel y sumérgete para ver el fondo marino.

punta cana2

Parte de la diversión en Punta Cana está directamente en los resorts, cada uno con varios restaurantes, atracciones y entretenimiento (casino, tiendas, discos, etc). Fuera de los hoteles, hay varios campos de golf de nivel mundial. Y opciones de paseos y excursiones. Una es a Altos de Chavón, pequeña villa de piedra construida en los años ‘70 e inspirada en los poblados de la Italia medieval. Otras son a las islas Saona y Catalina, con aguas transparentes, variada fauna, buen buceo y muchos turistas ávidos de ron y baile.

punta cana3

¿Qué comer?

Por la variedad de público que reciben, los resorts de Punta Cana saben cómo agasajarlos desde el punto de vista gastronómico. Sus cocinas son mezcla de influencias como la española y africana. Ingredientes como el arroz, el coco, el plátano, la yuca y la tapioca son protagonistas de muchos de los platos que podrás degustar aquí.

Atrévete con preparaciones como la bandera (arroz, porotos, carne guisada, ensalada y plátanos fritos); y pescados y mariscos cocinados a la criolla o a la diabla. El plato que no puedes dejar pasar es el sancocho, una combinación de carnes y verduras que reconforta al paladar más exigente.

 

 

 

 

 

 

Fuente: Viajeria